Formación

Desde temprana edad siente inclinación por el mundo del arte en general y la pintura en particular. Sus inicios en este campo se remontan a sus tiempos de estudiante, como alumno del pintor Antonio Moragón.

A medida que el sentimiento artístico va haciendo mella en él, empieza a relacionarse con otros artistas y a visitar sus estudios, en su búsqueda de completar sus conocimientos y de practicar y experimentar con diversas técnicas, primero en Santiago y posteriormente en Barcelona y Lleida. En esta última ciudad trabaja óleos y acrílicos, y con objeto de aumentar su formación asiste también a cursos de perfeccionamiento y escultura en el Círculo de Bellas Artes de dicha ciudad.